Rocío Dúrcal

Dedicatoria

La española mas mejicana.


Biografia

Rocío Dúrcal (4 de octubre de 1944, Madrid – 25 de marzo de 2006, Torrelodones, Madrid)

Su nombre era María de los Ángeles de las Heras Ortiz, procedente de familia obrera, sustentada por el salario de su padre, Tomás, camionero, taxista y finalmente, probador de coches SEAT. Junto con sus cinco hermanos, pasó su infancia en Madrid, trasladándose la familia posteriormente a Valencia. Durante aquellos años tuvo que cuidar de sus hermanos, por lo que faltó a menudo a sus clases escolares.

Finalmente comenzó a ir al colegio con regularidad, inscrita en el Colegio del Sagrado Corazón de Jesús, fue tutelada por monjas católicas. Durante aquellos años, sus compañeras de recreo le solicitaban continuamente que les cantara algo, ya que comenzaba a demostrar su talento musical.

La pequeña Rocío aprendía las enseñanzas de las monjas y asimismo desarrollaba sus facultades como cantante, convirtiéndose en la número uno durante las fiestas escolares. Sus padres disfrutaban de sus aptitudes pero nunca se plantearon lanzar su carrera como cantante.
Durante algún tiempo trabajó como aprendiz de peluquería para apoyar económicamente a su familia. Rocío se caracterizó por ser muy hogareña, buena hija y hermana.
Su carrera artística se inició en la niñez participando en festivales musicales. Su abuelo paterno era quien insistía en el talento de su nieta, aprovechando cualquier momento para hacerla cantar ante sus amigos y conocidos. La insistencia del abuelo le hizo llevar en secreto a Rocío por multitud de emisoras que organizaban concursos para jóvenes talentos.

Sus primeros pasos profesionales fueron a los quince años, participando en el concurso “Primer aplauso” para cantantes noveles, realizado por televisión española. Cantó una tonadilla titulada “la sombra vendo”, con la cual no ganó pero fue muy aplaudida por los organizadores.
Un busca talentos madrileño, Luis Sanz, se encontraba escuchando el programa y se acercó a la televisión y vio la gran voz de la cantante estaba acompañada de simpatía y belleza. Antes de la finalización del programa, Sanz ya había conseguido los datos para contactar con aquella joven concursante.
Unos días más tarde, Sanz contacto con Rocío y sus padres. Aquel busca talentos no era alguien cualquiera sino el representante de Carmen Sevilla, Paquita Rico y Lola Flores, entre otros. Por primera vez en su vida la familia de Rocío y ella misma, consideraron el hecho de dedicarse al mundo del espectáculo. Tras varias semanas, los padres de Rocío dieron el visto bueno, a pesar de los quince años con los que contaba la artista.

Luis Sanz se hizo cargo personalmente de la formación de Rocío, comenzando con un contrato en exclusiva para su productora “Época films”. Hizo que ella dejara los estudios de bachillerato bajo la disciplina escolar, contratando a profesores particulares, organizando así el tiempo de la joven para su nueva carrera. La sometió a un severo régimen alimenticio. Estudios de canto con Lola Aragón, el maestro Quiroga y Algueró. Canto y baile con Jarrito y Alberto Lorca, junto con clases de interpretación. Todo ello transformó a Rocío en una artista pero sin marchitar su adolescente encanto.
Sanz la presentó en sociedad con entrevistas periodísticas y presentándola en fiestas del mundillo. Asimismo buscaron un nombre artístico “claro, vital, fresco… como el rocío” y de este modo surgió Rocío. También quisieron un apellido muy español, así que Rocío con la ayuda de un mapa de España y con sus ojos cerrados puso su dedo en él, justo encima de un pueblo granadino, llamado Dúrcal, finalizando así la elección de su nombre artístico.

Rocío fue sometido a unas pruebas fotográficas con buenos resultados. Ahora Rocío sólo necesitaba una historia que interesara al público. A tal efecto, los productores encargaron a sus guionistas una obra a la medida de la artista. Dicha obra fue la película “Canción de Juventud”, dirigida por Luis Lucía. Su primera filmación fue toda una diversión. Interpretaba a una joven estudiante de un colegio de monjas que comparte una serie de peripecias con unos estudiantes de arquitectura.

La película se estrenó en las principales ciudades españolas y rompió récords de ventas. El éxito que “Canción de juventud” tuvo en España se extendió a todos los países de habla española, permaneciendo varias semanas en cartelera, convirtiendo a Rocío en un ídolo popular.
Su llegada al cine, según declara Rocío, fue un milagro en unos momentos económicamente difíciles para la familia porque les brindó la oportunidad de salir adelante. Mientras tanto, Sanz volvió a organizar a sus guionistas para crear una nueva película para su artista. Nuevamente dirigida por Luís Lucia en su segunda película: “Rocío de la Mancha” (1962).

Con diecisiete años viajó por primera vez a México, con grandes resultados, al igual que le sucedió en Venezuela, Puerto Rico y en los Estados Unidos, donde se presentó en el célebre programa “Ed Sullivan”. A México volvería en múltiples ocasiones y al que estaría íntimamente ligada en muchos aspectos. Allí, como en otros países latinoamericanos, realizó varias presentaciones.

En 1963 se destacó con “La chica del trébol” en la que se lució más como actriz que como cantante. En su cuarta película “Tengo 17 años” (1964), Rocío manifiesta mayor madurez dejando de lado su rol de niña prodigio. En este año realizó su primera obra de teatro: “Un domingo en Nueva York” dirigida por Adolfo Marsillach, donde Rocío se mostró como una excelente actriz teatral.

En 1977 hizo su última película: “Me siento extraña” una película no apta para menores, con la que no quedó muy contenta y que sin embargo, fue uno de los mayores éxitos comerciales del cine español durante la Transición, convirtiendo a Bárbara Rey en todo un símbolo erótico y borrando definitivamente la previa imagen de Rocío Dúrcal.

Ese mismo año, Rocío Dúrcal lanzó su primer álbum de rancheras en México, con tal éxito que abandonó a las pocas semanas de comenzar, la obra teatral “Contacto peculiar” para promocionarse por aquel país, lo que a la postre, fue una relación perfecta y duradera en el tiempo, siendo Rocío muy apreciada en el país.

En cuanto a su vida personal, tras nueve meses de noviazgo, se casó el 15 de enero de 1970 con el también cantante, Antonio Morales Barretto, conocido como Júnior, perteneciente al grupo musical “Los brincos”. Tras la boda Rocío estuvo apartada de los escenarios, tras el nacimiento de su hija Carmen y su posterior atención, volvió a la vida pública con la película “La novicia rebelde” (1971). En 1974 nació su hijo Antonio y en 1979 tuvo a la benjamín de la familia, Shaila.

En el 2001, tras la grabación de su álbum “Entre Tangos y Mariachi” a Rocío se le diagnostica un cáncer de matriz, del que fue operada. Continuó con sus giras durante tres años más, finalmente en el 2004 se le descubrió una metástasis a los pulmones, volviéndose a someter a quimioterapia. Aún así finalizó su último álbum “Alma Ranchera”, aunque no puedo hacer gira para promocionar su trabajo.

Finalmente, Rocío falleció el 25 de marzo de 2006 a los 61 años, en su casa de Torredolones (Madrid), pasando sus últimos días en compañía de su familia. Su cuerpo fue velado en el tanatorio de Tres Cantos, donde acudieron admiradores y amigos. Su cuerpo fue despedido con la canción “Las Golondrinas”, posteriormente fue incinerada y por deseo de su familia, sus cenizas fueron distribuidas en España, México y Estados Unidos.

0Mensajes añadidos


Politica de privacidad

En cumplimiento de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de Diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, le comunicamos que tributo.es garantiza la confidencialidad de todos los datos facilitados por sus clientes, y que además de los mínimos establecidos por la legislación, la recogida y tratamiento de los datos se efectúan bajo niveles de seguridad que impiden la pérdida o manipulación de los mismos y serán conservados con el único fin de tramitar sus pedidos y mantenerle informado de las mejores ofertas comerciales, no siendo suministrados ni encontrándose a disposición de acceso de terceros bajo ninguna circunstancia.

Para uso interno, se entiende que usted autoriza expresamente que dichos datos sean archivados en nuestra base de datos de clientes, teniendo el derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición de sus datos, con sólo indicárnoslo mediante correo electrónico o mediante la modificación de sus datos a través de la Web.

En algunos casos para el cumplimiento de nuestros servicios podemos vernos obligados a utilizar sus datos para ponernos en contacto con usted en relación con su pedido. Los datos de su dirección serán utilizados para facturar los servicios pedidos por usted. Sus datos personales serán eliminados del registro si dichos datos parecen falsos.

Importante. Al registrarse en tributo.es, se compromete a proporcionarnos información sincera y verdadera en lo que le concierne.

La aceptación de las condiciones generales supone la suscripción automática a nuestros Boletines Informativos en caso de que se publiquen.